domingo, marzo 16, 2014

Congreso de Educacion Religiosa







“Bailando en el Ministerio de la Nueva Evangelización”
Congreso de Educación Religiosa Los Ángeles California
  
La Gran Historia de Jesús en la Sagrada Escritura:
Una gran mayoría de líderes y voluntarios de diferentes diócesis de Estados Unidos, de México y de otros países  pudieron asistir al Congreso de Educación Religiosa que se llevó a cabo en Anaheim Convention Center.  Con el fin de formar católicos a propósito, con la meta de ser discípulos con intención. Al participar en el proceso de estos talleres las personas tienen la oportunidad de desarrollar su liderazgo sintiéndose verdaderos discípulos del Señor.

Este tiempo de Cuaresma es la gran oportunidad de orar con la Sagrada Escritura con las citas bíblicas de la “Gran Historia de Jesús”. Los diez hechos son los siguientes:

1.     El Reino de Dios (Confianza/ curiosidad temprana)
Nosotros fuimos creados para una vida plena de amor, paz, justicia, y con un propósito que comienza hoy y dura para siempre, esto no te lo quitara nadie. Jesús llamo esta vida Reino o Reino de Dios. Cita para orar y reflexionar en ella. (Lucas 1:50-54)

2.     Jesús: El Rostro del Reino. (Curiosidad)
Dios envió  a Jesús (que significa “Dios Salva” para unirnos a nosotros a Dios y hacer posible para nosotros el tener este Reino de vida. Cita para orar y reflexionar en ella. (Lucas 4:16-21)

3.     Jesús: El reino en la Palabra y Hechos. (Curiosidad/ apertura temprana)
Jesús revelo el amor de Dios Padre y la naturaleza del reino a través de cada una de sus palabras y acción. Existen 118 referencias del Reino de Dios en los Evangelios. Cita para orar y reflexionar en ella. (Lucas 5:24)

4.     Jesús abraza la Cruz (Apertura)
Jesús es rechazado y abraza la cruz en obediencia como significado de la salvación y el acceso a la vida de Dios en nosotros. Citas para orar y reflexionar en ellas. (Juan 3:17; Mateo 20:28; Romanos 3:21-26))

5.     La Resurrección y la Ascensión de Jesús. (Apertura/ búsqueda)
Un evento histórico (muchos testigos). Jesús fue llevado al cielo y se sentó a la derecha de Dios como significado de la inauguración del Reino del Mesías. Citas para orar y reflexionar en ellas. (Lucas 24:5-6; Hechos 3:15; Hechos 5:30-32) 

6.     El comienzo de la Iglesia, el Cuerpo de Cristo. (Apertura/búsqueda)
La Iglesia, recibe la misión de proclamar y establecer entre todas las gentes el reino de Cristo y de Dios, y ella es sobre la tierra la semilla y principio de este Reino.
 (Constitución Dogmática sobre la Iglesia número 5) Citas para orar y reflexionar en ellas.  (Hechos 2:1-4; 1 de Corintios 12:4-6, 12-13; Gálatas 4:47)

7.     Jesús me invita a seguirlo. (Apertura tardía/búsqueda)
Mientras Jesús caminaba a orillas del mar de Galilea, vio a dos hermanos: uno era Simón, llamado después Pedro, y el otro Andrés. Eran pescadores y estaban echando la red al mar para la pesca. Jesús los llamo: “Síganme, y yo los hare pescadores de hombres. Al instante dejaron las redes y lo siguieron.” Citas para orar y reflexionar en ellas. (Mateo 4:18-20)

8.     Pecado personal. (Búsqueda)
Jesús vino a:”Liberar a los hombres de la esclavitud más grave, la del pecado, que es el obstáculo en su vocación de hijos (hijas) de Dios y causa de todas sus servidumbres humanas.” Catecismo de la Iglesia Católica número 549. Citas para orar y reflexionar en ellas.  (Romanos 3:9b-12)

9.     Lanzando las Redes. (Comienzo del Discipulado)
Aceptando la nueva vida de Dios y el reino que nos ha venido a dar. Requiere fe en Cristo Jesús como en Dios con la intención de seguirlo a Él.  Citas para orar y reflexionar en ellas. (Lucas 19:8-10; 1 de Corintios 12:3)

10.   La vida del Discipulado. (Discipulado)
Comienza con una vida de seguimiento de Cristo por medio del poder del Espíritu Santo en medio de su Iglesia por el bien del mundo. Citas para orar y reflexionar en ellas. (1 de Corintios 10:31-33, 11:1; Lucas 9:23; 1 de Juan 1:1)

 ©Por Lupita Vital 
Vital@dsj.org










martes, febrero 18, 2014

"Normas de Cuaresma"

“Normas de Cuaresma”



5 de Marzo Miércoles de Ceniza.

La Cuaresma se enfoca en dos aspectos de la vida Cristiana. Primero, recordamos nuestro propio  Bautismo y a la vez asistimos a los que se preparan al bautismo con nuestras oraciones y ejemplo. Segundo, es un tiempo para considerar como hemos vivido nuestras promesas bautismales y observamos más intensamente las disciplinas penitenciales cristianas en orden de vivir más profundamente nuestra fe, las promesas que hacemos, o las que haremos al ser bautizados. Al enfatizar estos dos puntos, la Iglesia se prepara para la Pascua, punto culminante de todo el año litúrgico, en el cual celebramos la resurrección del Señor.
             
   Porque nosotros frecuentemente fallamos para vivir nuestro llamado bautismal, nuestros pecados afectan los caminos de nuestra relación con Dios, del uno para con el otro y en el mundo. Por lo tanto, nuestras penitencias cuaresmales se esfuerzan por alcanzar no solamente una conversión hacia nuestro interior, si no  también hacia el exterior ayudando a la reconciliación con Dios, la Iglesia, los que están a nuestro alrededor y con la creación. Así, pues, la Iglesia durante este tiempo de Cuaresma nos anima a vivir más intensamente tres disciplinas penitenciales. Oración, ayuno, y llevar a cabo obras de  caridad y amor. 

Oración
Durante la Cuaresma, somos animados a participar más frecuentemente en la Eucaristía y en otras formas de oración comunitaria y personal. También es un tiempo especial y beneficioso para celebrar el Sacramento de la Penitencia tanto como otras liturgias de la Iglesia, tal como la Liturgia de las Horas y la Adoración al Santísimo Sacramento. Otras devociones, como el Vía Crucis, que se puede hacer como una oración diaria, leer la Sagrada Escritura, lecturas espirituales, dar limosna, sacrificio personal y aumentar el cuidado por los enfermos y los pobres.
Ayuno y Abstinencia
Negar o limitarse uno mismo sobre la comida nos recuerda nuestra dependencia sobre Dios y el infinito cuidado de Dios por nosotros. Esto también nos obliga a recordar a  aquellas personas que ayunan sin escogerlo o por obligación religiosa, pero si por falta de comida en su mesa y de recursos. Durante la Cuaresma, las personas de 18 hasta los 60 años están obligadas a observar los días de ayuno. Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo. Ayunar significa comer solamente una comida completa al día. Las otras dos comidas deben ser más pequeñas y deben ser suficientes para mantener la fuerza, juntas no deben ser como una comida completa. Es decir, comer porciones de pequeña cantidad. Líquidos, incluyen leche, y jugo de frutas, se pueden tomar entre las comidas. Si la enfermedad o la habilidad de trabajar se ven afectadas, la persona no está obligada a ayunar. Durante los otros días de la Cuaresma el comer modestamente es también fuertemente recomendado. La abstinencia de carne se debe de observar el Miércoles de Ceniza y todos los Viernes durante la Cuaresma.  Todos los fieles estamos obligados a cumplir con las leyes de la Iglesia el de abstenernos de comer carne en esos días. Esto obliga desde los 14 años. Párrocos y padres de familia deberían asegurarse de que los adolescentes no están unidos por la norma de la Iglesia solamente, sino que deben ser catequizados con un autentico sentido de penitencia, conversión y reconciliación. 

Deberes de la Pascua y la Santa Comunión
Todos los fieles, después de haber participado de la Primera Comunión,  están obligados a comulgar por lo menos una vez al año.  Este deber, norma o ley, debe de llevarse a cabo durante la temporada de Pascua a no ser que haya sido realizada por alguna causa en algún otro tiempo durante el año. En los Estados Unidos,  con referencia a esta ley, la temporada de Pascua es durante el periodo del Primer Domingo de Cuaresma hasta el Domingo de la Santísima Trinidad. (Domingo después de Pentecostés).

Sacramento de la Penitencia
Después del Bautismo y un esmerado examen de conciencia, los miembros de la Iglesia Católica están obligados a celebrar el Sacramento de la Penitencia si conscientemente se ha cometido un pecado grave y no ha sido confesado o mencionado en confesión individual. Es recomendado también confesar los pecados veniales.  Los fieles los cuales son suficientemente grandes para entender que ellos son pecadores se ven obligados a confesar pecados graves por lo menos una vez al año.

Comencemos, pues, nuestro  programa personal para la Cuaresma. Una forma de serlo es hacer un alto para preguntarnos si pensamos como Jesús pensaba, si tenemos sus mismos criterios ante las formas de ver la vida. ¡Intentemos vivir como él vivía en esta Cuaresma 2014! Podemos empezar leyendo el texto del Evangelio del Miércoles de Ceniza. (Mateo 6, 1-6. 16-18) Ahí, encontraremos los tres puntos clave. Limosna, oración y ayuno.

miércoles, enero 22, 2014

¡CANDELARIA!



¡CANDELARIA! 


Tradición Cristiana, Historia y Costumbres:

¿De dónde viene la tradición y cuál es la costumbre?

 Candelaria, nombre popular y genérico dado a la Fiesta de la Presentacion del Señor que la Iglesia celebra el 2 de febrero. El nombre derivó de la procesión con candelas o velas que se realizaba en tal fiesta. (Vea el Diccionario de Catequesis por A. Tomás Parra Sánchez Editorial san Pablo)



Este día de la Candelaria también se conoce como la Fiesta de la Purificación de la Santísima Virgen María. La tradición de esta fiesta data desde el siglo séptimo, con el Papa San Gelasio I. En algunas partes la Fiesta es conocida como la Presentación del Niño Jesús en el Templo. Se celebra el 2 de febrero según el rito latino.

De acuerdo a la ley de Moises, cuando una madre daba a luz a un niño, era considerada impura por siete días, además debía permanecer durante treinta y tres días, en purificación de sangre. (Levítico 12:1-8)

Cuarenta días después del Nacimiento de Jesús, la Virgen María cumplió con esta ley. Presentó al Niño Jesús al templo. “Te pertenecerá el primogénito de cualquier ser viviente, sea de hombre o de animal, ofrecido a Yavé. Tú harás solamente el rescate del primogénito de hombre, así como del primerizo de un animal impuro” (Números 18:15).

Bendición de las candelas
:

El nombre de Candelaria, viene de la tradición de bendecir velas que eran repartidas entre los adoradores el día 2 de febrero. Su fin, recalcar la entrada de Cristo, Luz del Mundo en el Templo de Jerusalén.

En muchos lugares del mundo este día marcaba el principio del año. Por lo tanto en varios pueblos indígenas, se tiene la costumbre de bendecir las semillas para la siembra.

Tradición en la familia:

Se tiene por tradición o costumbre, que a la persona que le toca el Niño Dios el día de los Reyes Magos al partir y comer la rosca de reyes. (6 de enero), sea la persona que ofrece la comida a todos los que hayan participado en dicha tradición de partir la rosca de reyes. Por lo regular se comen tamales con rico champurrado o atole como es llamado en muchos lugares de México. Es una manera de prolongar el calor de la Navidad y de reunir a la familia, amigos y conocidos el dos de febrero para participar y recordar el misterio de la Encarnación de Jesus al mundo.


Para Nuestras Catequesis:

La Iglesia recomienda guardar el Día de la Candelaria como Fiesta de la Purificación de la Virgen y la Presentación de Jesús en el Templo. “Asimismo, cuando llegó el día en que, de acuerdo con la Ley de Moisés, debían cumplir el rito de la purificación, llevaron al niño a Jerusalén para presentarlo al Señor, tal como está en la Ley del Señor: Todo varón primogénito será consagrado al Señor. También ofrecieron el sacrificio que ordenaba la Ley del Señor: una pareja de tórtolas o dos pichones.” (Lucas 2:22-24).

Preguntas para meditar antes de la cena de tamales:  

¿Dónde se ha presentado el Señor en mi vida? 

¿Qué puedo aprender del anciano Simeón y la profetiza Ana? 

¿Qué debo hacer para que la luz de mi candela se mantenga encendida? 


Puntos para recordar

En el Oriente en el siglo IV y fue llamada Ypapanti  en griego significa encuentro, visto en la forma de revelación a los ancianos Simeón y Ana, representantes del judaísmo con lo que se refería al templo, ellos eran grandes profetas  su tiempo, que esperaban ansiosos la llegada del Mesías. (Lucas 2:22-39) Esto sucedió  a los cuarenta días del nacimiento del Señor. El Concilio Vaticano II le devolvió su acento cristológico haciendo ver la importancia de la misión de Jesús para el pueblo judío. El texto del Evangelio nos indica situaciones importantes que debemos saber.


  •  La importancia de la familia en nuestra vida, tal como  el modelo de la Sagrada Familia
  • Estudiar la Sagrada Escritura y meditarla para comprender el sentido cristológico del Antiguo Testamento y su cumplimiento en el  Nuevo Testamento
  • Gozar espiritualmente con la  consagración (presentación) de Jesús al templo y su rescate como lo indicaba el Antiguo  Testamento. (Éxodo 13:2-12-15 y 34:20 y  Números 18:15-16) 
  •        Contemplar la Epifanía de Jesús al mundo judío. Note que Mateo ofreció otra Epifanía al mundo pagano representado en los Magos de Oriente. ( Mateo 2:1-11) (De esta segunda Epifanía del Señor nos viene la tradición de la Rosca de Reyes.)

 Litúrgicamente, la Iglesia se llena de gozo al continuar celebrando a Jesucristo entre nosotros y el mayor anhelo es  que esta Fiesta de la Candelaria no se quede en solo tamales y ya. Sino que podamos asistir a la Eucaristía donde Jesús se muestra como nuestra Epifanía al recibir su  Cuerpo y Sangre, manifestándose  como alimento para nuestra jornada hacia la patria celestial. 

Bibliografía
La Biblia Latinoamérica San Pablo Editorial Verbo Divino
Diccionario de Catequesis por A. Tomás Parra Sánchez San Pablo 2007 Ediciones Paulinas, S.A. de C.V.    

©Lupita Vital Cruz
Directora del Apostolado Hispano
Diócesis de San José, California
vital@dsj.org